SIBE - Sociedad de Etnomusicología
Explorar TRANS:
Por Número >
Por Artículo >
Por Autor >

Cargando


Share |
Suscribir RSS Suscribir RSS Feed

SIBE
Blog Observatorio de Prácticas Musicales Emergentes
ETNO Revista de música y cultura
IASPM - Espana
Musicalogía feminista
ICTM
IASPM - International Association for the Study of Popular Music

< Volver

Susanne Ziegler: Die Wachszylinder des Berliner Phonogramm-Archivs

Reseña de Bernhard Bleibinger

Veröffentlichungen des Ethnologischen Museums Berlin, Neue Folge 73, Abt. Musikethnologie, Medien-Technik und Berliner Phonogramm-Archiv XII
Berlin: Staatliche Museen zu Berlin - Preußischer Kulturbesitz 2006. 512 pp.
(incluye CD-rom con ejemplos musicales y fotos de documentos originales)
ISBN: 3-88609-527-4


Susanne Ziegler es archivera en el Archivo Fonográfico del Museo Etnológico de Berlin y muy conocida por sus publicaciones sobre la historia y las colecciones del mismo archivo y sobre Erich Moritz von Hornbostel anterior jefe de esta institución y uno de los padres de la etnomusicología.

Su nueva publicación, el catálogo de cilindros en el Archivo Fonográfico de Berlin, que aloja la mayor colección de antiguos documentos sonoros del mundo, es especialmente interesante para la etnomusicología española y latinoamericana: por un lado, porque incluye grabaciones de música tradicional española, de sus colonias y del ámbito latinoamericano, como por ejemplo “Trebitsch Basken” (no. 314) con cantos tradicionales y danzas de los vascos del año 1913, “Tessmann Spanisch-Guinea” (no. 300) con cantos tradicionales e instrumentos musicales de los “Bebai, Bodo, Nkolentangan” del año 1907, “Preuss Kolumbien” (no. 243) con cantos tradicionales e instrumentos de los “Arhuaco-Kagaba, Coreguaje, Tama, Uitoto” del año 1914, “Preuss Mexiko” (no. 244) con cantos religiosos y mitos de los “Cora, Huichol” del año 1906. Por otro lado, porque se describen en biografías breves la vida y el trabajo de los recolectores y personas relacionadas con la historia de dicho archivo, tal como Marius Schneider, el director del Archivo Fonográfico de Berlin entre 1934 y 1944 que en 1943 fue nombrado jefe de la Sección de  Folklore del Instituto Español de Musicología del CSIC (Barcelona) y con este cargo fue asimismo el responsable de la recopilación de música tradicional española.

Las biografías incluidas en el catálogo hacen reflexionar al lector (sobre todo el etnomusicológico) sobre sus prejuicios en relación con la manera de trabajar de los primeros etnomusicólogos ya que se ponen de relieve rasgos característicos del trabajo en un archivo en el que se tuvieron que aplicar los métodos del momento.

El catálogo de Susanne Ziegler se puede entender como una guía, no solo interesante para los etnomusicólogos sino también para musicólogos en general, historiadores y psicólogos ya que reúne documentación y grabaciones de los inicios del archivo cuando formaba parte del Instituto de Psicología de la universidad Wilhelm-Friedrich y ¯ a partir de 1923 - de la Staatliche Musikhochschule de Berlin. Es decir, que en la colección se halla también documentación relativa a experimentos psicológicos (gritos, etc.) y tempranas grabaciones de la famosa pianista Wanda Landowska (del año 1908). Sin embargo el cuerpo central consta de música “tradicional” del mundo incluyendo grabaciones del siglo XIX hechas por Franz Boas (Kwakiutl 1893 y Thompson-River Indians 1897) y por Charles Myers durante la tan conocida Cambridge Expedition (Torres-Straits 1898).

Los cilindros de las 351 colecciones descritas en el catálogo fueron grabados entre los años 1893 y 1954. África, según los inventarios del Archivo Fonográfico, tuvo un protagonismo central y está representada en 124 colecciones (el 35% de todas ellas). Asia aparece en 87 colecciones (25%), la música tradicional y folklore de Europa en 53 (15%), America en 47 (13%, con grabaciones realizadas por Franz Boas, George Herzog y Melville Herskovits), y, por último, Australia y Oceanía en 36 (10%). Cuatro colecciones están relacionadas con expediciones en diferentes continentes. Además se tienen que añadir las grabaciones ya mencionadas de Wanda Landowska, los experimentos psicológicos y la música grabada en campos de prisioneros de la primera guerra mundial.

Las grabaciones, en directa referencia a la historia del archivo, se describen de la manera siguiente:

  1. Grabaciones del Archivo
  2. Grabaciones de trabajos de campo hasta 1914
  3. Grabaciones en campos de prisioneros de la guerra 1915-1918
  4. Grabaciones de trabajos de campo entre 1919-1933
  5. Grabaciones de trabajos de campo desde 1934 hasta la evacuación del archivo (1944/45)
  6. Grabaciones de trabajos de campo después del fin de la segunda guerra mundial

Entre 1893 y 1954 se reunieron 30.000 cilindros en el archivo (negativos de cobre, denominados “galvanos”; cilindros originales y copias). Según los inventarios, 16.800 aproximadamente formaron el cuerpo del archivo, pero la gran parte de éstos desaparecieron después de la evacuación en diciembre de 1944 y enero de 1945. En el Museo Etnológico de Berlin solamente quedaron 250 cilindros. En las décadas siguientes, se recuperó en Leningrado y otras localidades de Europa oriental el 90% de las colecciones. La reconstrucción y reagrupación de las colecciones constituyó una labor internacional y gracias al trabajo de científicos como Kurt Reinhard, Erich Stockmann, Artur Simon y ¯ sobre todo ¯ Susanne Ziegler se han recuperado casi completamente. En 1999 se reconoció la importancia del Archivo Fonográfico cuando los “Early wax cylinders of the Berlin Phonogramm-Archiv” se inscribieron en la lista “Memory of the World” de la UNESCO.

El catálogo de Susanne Ziegler abre una puerta hacia la historia de la etnomusicología, pero sobre todo es un instrumento muy útil para la investigación científica. Todas las introducciones a la historia o al trabajo del archivo y las explicaciones del libro referentes a los documentos originales y al CD-rom están traducidas al inglés. Además cada término alemán está explicado y por esa razón resulta  comprensible para todo el que entienda inglés.

El catálogo consta de cinco partes: una introducción (que incluye diferentes artículos sobre la historia y el trabajo en el archivo, etc.); una traducción de la misma introducción; la parte del catálogo (con explicaciones introductorias también traducidas al inglés); una parte de biografías breves (con explicaciones en inglés al principio); un apéndice detallado (incluyendo explicaciones generales, abreviaciones, un glosario de términos usados, bibliografías extensas y diferentes índices).

La primera parte, la introducción con traducción al inglés, reúne un proemio, comentarios al libro y al CD-rom y dos artículos sobre trasfondos históricos y técnicos: The Wax Cylinder Collections of the Berlin Phonogramm-Archiv and the History of their Discovery (por Susanne Ziegler, pp. 19-34, 51-55) y la Conservation and Digitalisation of the Holdings of the Berlin Phonogramm-Archiv (por Albrecht Wiedmann, p. 35-38, 56-58)

La parte del catálogo está estructurada por orden alfabético ofreciendo informaciones sobre las 351 colecciones de la manera siguiente:

Número y nombre de la colección; recopilador; lugar de la grabación; año; región; grupo étnico; contenido; número de cilindros; cilindros disponibles; cilindros que faltan; documentación; referencia a la bibliografía; comentario.

El lector recibe informaciones breves pero muy precisas en referencia a quién, dónde, por quién y con quién y qué tipo de grabaciones se hicieron. Siempre que fue posible, se añadieron a la documentación fotografías de músicos y dibujos hechos por los recopiladores. En el CD-rom incluido en el libro se pueden ver algunas partes de la documentación original así como escuchar algunos ejemplos sonoros. Pero, como Susanne Ziegler hace constar, el catálogo no es nada más que una orientación o una guía. Quienes deseen trabajar sobre o con colecciones de una manera científica tendrán que desplazarse a Berlin. Sin embargo el catálogo indica exactamente dónde se pueden encontrar los cantos tradicionales en las colecciones del Archivo Fonográfico de Berlin.

La parte de las biografías se introduce también en inglés y al fin de cada biografía se encuentran referencias a la bibliografía. En las biografías se incluyeron las fotos de los recopiladores siempre que se hallaban disponibles en el Museo y en el CD-rom se muestran algunos testimonios hablados de estas mismas personas. Es decir, que las colecciones recibieron caras y voces, y en consecuencia pierden un poco su aura anónima, algo que desde mi punto de vista de la etnomusicología moderna me parece muy apreciable. La parte biográfica concluye con fotos del certificado de la UNESCO, de cilindros, de fonógrafos, del archivo y de unos dibujos realizados por los recopiladores.

La última parte, el apéndice, muestra de nuevo que el catálogo hay que entenderlo en el sentido de un instrumento científico. Empezando con un glosario de términos y expresiones utilizados en el libro, aprovisiona al lector con extensas bibliografías, discografías y direcciones en internet. El catálogo concluye con una lista de recopiladores e índices separados, tal como un índice de grupos étnicos, un índice de personas e instituciones, un índice geográfico y un índice general (de objetos y términos).

El CD-rom ya mencionado  pone a disposición del usuario la documentación original en forma tipográfica y algunas de las más interesantes documentaciones se presentan escaneadas. Además incluye 73 ejemplos sonoros seleccionados en formato wav. Las versiones completas ¯ si están disponibles y digitalizadas ¯ se pueden pedir al Archivo Fonográfico.

El catálogo de Susanne Ziegler, “Die Wachszylinder des Berliner Phonogramm-Archivs”, es una introducción muy instructiva ¯ también cautivadora ¯ a la etnomusicología del fin del siglo XIX hasta el principio de la segunda mitad del siglo XX. Reuniendo partes explicativas, documentos originales y ejemplos sonoros es muy útil para la enseñanza y un instrumento para todo interesado ¯ sea etnomusicólogo, musicólogo, antropólogo o historiador - que quiera saber más o quiera trabajar sobre la historia y la metodología de la etnomusicología.

Este libro no debería faltar en las bibliotecas de instituciones musicológicas y etnomusicológicas.


Subir >


TRANS - Revista Transcultural de Música